El Refajo Castrileño

refajo-casas rurales castrilAunque el refajo, falda de lana tejida y bordada de vivos colores, es solo una parte del traje tradicional castrileño, este ha tomado el nombre de esta pieza. Podemos distinguir dos tipos:

El refajo no bordado: ribeteado por debajo con fieltro o cordoncillo. Era el refajo de diario, con lana tejida y teñida de cualquier color. En cuanto a la forma,  por delante no tenia frunces y por detras llevaba pliegues o frunces varios.

El refajo bordado: era el de lujo, para las bodas, reuniones, etc. Estaban bordados muy recargados, los colores que se usaban eran fundamentalmente cuatro:

  1. Rojo, tintando las lanas con  amapolas hervidas.
  2. Verde, se obtenía de cualquier hoja o mata de la sierra.
  3. Natural. tal como salia del esquilo de la oveja.
  4. Amarillo, usando pistilos de flores.

refajo-casas rurales castril (30)

Debajo del refajo se ponen las enaguas, de tela de hilo blanca con volantes y pasacintas. Debajo de las enaguas van los puchos, que antiguamente eran abiertos por la parte central y abotonados a los lados para su fácil apertura.

La blusa es de raso negro, o bien de terciopelo, cuando hablamos de la indumentaria de lujo. Con manga de farol, en terminada en puntilla. Es entallada y con cuello de tapa recubierto de puntilla. Antiguamente el encaje era de bolillos y los botones de nácar o azabache. La terminación es en pico por delante y por detrás.

El mandil es pequeño, de la misma tela que la blusa. Al filo lleva puntilla como el remate de la camisa. La pañoleta de lana tejida. Las medias son tejidas a mano con agujas largas, caladas  y las zapatillas de cintas cruzadas en la piernas, con suelo de cáñamo. La faltriquera tradicional llevaba un bordado igual al del refajo.

refajo-casas rurales castril

En cuanto a los motivos de los bordados  y la propia indumentaria, tienen una clara influencia oriental, ya sea venida del Imperio Bizantino o por influjo árabe. Ademas es clara la impronta que los mantones “de Manila” han tenido en el refajo. Asimismo no podemos obviar la influencia que los repobladores salmantinos han tenido en la comarca, así como la corriente cultural llegada a través de los caminos que unen Andalucía con el Levante. Toda esa amalgama de culturas es lo que posiblemente ha dado como resultado la indumentaria tradicional que ha llegado hasta nosotros.

Este texto esta tomado del libro de Carmen Medina San Román “La indumentaria un símbolo de la cultura tradicional de Baza”.