El Monumento Natural de la Peña de Castril

La Peña de Castril esta declarada Monumento Natural, con 955 metros de altura tiene un triple interés: cultural, paisajístico y geológico. El pueblo de Castril nació al cobijo de esta impresionante estructura. La Peña de Castril es un relieve estructural aislado, originado por erosión diferencial.

 

En la cima de la Peña  se sitúa el Castillo de Castrilespectacular mirador que se encara al altiplano, y por supuesto al propio núcleo urbano de Castril, ofreciendo unas panorámicas paisajísticas de 360º inigualables. La vista hacia el norte abarca los altos relieves de la sierra de Castril, a los que se antepone el grueso muro que conforma la cerrada del embalse del Portillo. Sobre este telón de fondo se sitúa Castril y muy destacable, el edificio del Centro de Visitantes del Parque Natural de la Sierra de Castril.  Hacia el lado opuesto se observa el valle fluvial del río, que discurre hacia el altiplano granadino llenando de frescor vegas y huertas. En el centro del mirador se eleva una imagen de unos tres metros de altura del Corazón de Jesús, todo un emblema para los castrileños.

 

El carácter de atalaya natural de la peña ha hecho de ella un enclave estratégico muy codiciado por las distintas civilizaciones que habitaron estos pagos. Su ubicación privilegiada condicionó la construcción del castillo de Castril, en época Almhoade (siglo XIII). Más tarde, en 1490, esta fortaleza fue cedida a Don Hernando de Zafra por los Reyes Católicos como tributo a su participación durante la guerra de Granada.

 

Desde el punto de vista medio ambiental, la Peña de Castril es un clásico hábitat mixto, rupícola y de ribera, en el que se pueden observar especies de flora y fauna especializadas en cortados, donde hay grandes poblaciones de grajillas. Las oquedades del terreno son aprovechadas por especies como el cernícalo, buho real, mochuelo, palomas bravia y lechuza. Otras especies que habitan la Peña de Castril son: el sapo comun, ardilla, culebra ciega, culebra de escalera, etc. La cercanía del casco urbano impide que los roquedos sean ocupados por otras especies que sí viven en la sierra de Castril y el valle del río, como halcones peregrinos, buitres e incluso un total de 56 quebrantahuesos, ya están reintroducidos en estas sierras que hace décadas volaban sobre la sierra y la peña.

Nacimiento del rio Castril, la surgencia

Un poco mas adelante escucharemos el bullicio del Nacimiento del río Castril, habremos llegado al fin del recorrido.  Estamos a 1.300 metros de altitud. Nos encontramos ante una estructura geológica kárstica. El agua de lluvia que se infiltra a través de la roca, al alcanzar los niveles impermeables, surge aprovechando huecos y fisuras, dando lugar a enormes manantiales y que en este caso, supera ocasionalmente los 9.000 litros por segundo y raramente baja de los 1.000. Desde el mirador se observa el rebosadero de agua que surge de la pared rocosa conocido como nacimiento del río Castril.  Se trata de una surgencia que des varios puntos, va generando pequeños saltos de agua a modo de cascadas y numerosas pozas que dan al entorno una gran belleza. El caudal que surge es muy variable dependiendo de la epoca del año y del nivel de precipitaciones. El caudal medio se ha estimado en 1.200 l/sg, con puntas de 9.000 l/sg y mínimos de 300 l/sg. El agua en el nacimiento del rio Castril es la mas fria de todo el Parque, unos 9,5º.

 

Descargar el Folleto Oficial del Sendero del Nacimiento del Río Castril

El Sendero del Nacimiento del rio Castril en Wikiloc

Share This
Abrir chat